Entrevista con...MARCOS COLL

Redactores: Marcelo Saffores y Ángel Cao

“No tengas envidia de otros músicos, si acaso quieres tener lo que tienen ellos, mira a ver si descifras y aprendes como lo han conseguido.”

Marcos Coll, armonicista madrileño de nacimiento, pero gallego por opción o necesidad, está de vuelta para ofrecer junto a Stefano Ronchi en este mes de Marzo 4 conciertos: en la Sala Mardi Gras de A Coruña, la Sala Riquela de Santiago de Compostela, el Auditorio de Rianxo y, por último, en El Cercano Espacio Cultural de Ourense.

Todo un honor poder entrevistar a este artista con una trayectoria envidiable a sus espaldas, y que seguro tiene mucho que contarnos por todo lo que ha podido vivir hasta el momento en la música.

Esturión Music (EM). Nos gustaría empezar por el principio y que nos hablases de ese momento en el que llega una armónica a tus manos por primera vez, junto a tu tío también músico de profesión. ¿Fue un amor a primera vista y tú un alumno aventajado, o por otro lado consistió en algo más bien gradual y os fuisteis conociendo poco a poco este instrumento y tú? ¿Cuales fueron las lecciones más importantes que recuerdas junto a tu mentor?

Marcos Coll (MC). Mis padres siempre pusieron a los Rolling, los Who, Hendrix y esas cosas en casa, pero fue mi tío el que desde que tengo memoria me ponía discos y me los explicaba, me decía: mira, escucha lo que hace la guitarra, quédate con el break de la bataca, etc. A partir de los 12 o 13 empezó a enseñarme varios instrumentos, me gustaban todos y ninguno a la vez, vaya que no me decantaba, hasta que me enseñó una armónica de blues y varios discos de Sonny Boy Williamson…ahí empezó el amor! fue instantáneo, no quería hacer otra cosa, ni probar otro instrumento! Él realmente no tocaba la armónica, me dio unas nociones muy básicas y lo demás lo aprendí yo por mi cuenta…de aquella no había internet, y el único libro que encontré en Santiago fue uno que lo más cercano al blues que tenia era el “Oh Susana…“. Fue duro encontrar la forma de aprender, éramos realmente cuatro gatos (literal) los que sabíamos remotamente lo que era el blues y la armónica de blues, pero poco a poco. Tardé mucho más de lo que tardan los chavales ahora, que tienen todos los medios pero aprendí a base de error y probar, y eso hace que en cierto sentido conozcas tu instrumento mucho más….

 

EM.- La armónica siempre ha sido un instrumento de una gran calidad y aporte en cualquier arreglo musical, pero no se emplea por lo general como un instrumento determinante en una formación, ¿Qué hace que un niño se interese por este instrumento y que además se perfeccione en él? es decir, ¿qué te aportó desde un principio para que no te decantases o no te llamasen la atención otros instrumentos?

MC. Eso es aquí en occidente…en Asia, donde me llevan a veces a tocar a festivales de armónica, es otro mundo. Allí los armonicistas ya sean de música clásica, jazz o pop, son auténticas celebrities! A mí lo que me enamoró de ella, aparte de su sonido fue, como si dijéramos, su misticismo. No sé, el clásico rollo del viejo bluesman por los caminos…(risas). Luego empecé a escuchar armonicistas que me volaron la cabeza y sin duda alguna lo que me hizo ya engancharme fue ver, a mis ahora amigos Charlie Musselwhite y Ñaco Goñi, en directo…la armónica es el instrumento más vendido del mundo, por lo tanto, hay muchas más probabilidades de gente tocándola mal que bien, tocar a un nivel Bob Dylan es fácil, como tocar Stairway to heaven en la guitarra, pero tocar a nivel pro, créeme, es mucho más difícil que otros instrumentos, llamados más ¨serios¨. No hay cosa que más rabia me dé que el típico cantante que para fardar se saca una armoniquilla sin tener ni idea, nos hace flaco favor a los que nos dedicamos a esto. La gente no hace eso con otros instrumentos, pero cuando oyes uno bueno…uffff…es demasiado cercano a la voz como para que le gente no se vuelva loca cuando oye a algún armonicista bueno de verdad. El clásico, joder..nunca me imagine que con una armónica se podía hacer eso. Me lo dicen una día sí y otro también….de la misma manera que me dice alguna otra antes de oírme tocar: “solo la armónica?…” Os recomiendo que veáis unos vídeos del resumen del World Harmonica Festival 2009 y 2013, es un festi que se hace cada cuatro años que es brutal, ahí puedes entender de lo que hablo.

 

World Harmonica Festival 2009

World Harmonica Festival 2013

EM.- En tu biografía dice que naciste en Madrid, pero te trasladaste a Santiago y luego vuelves a tu ciudad natal donde comienzas tu andadura musical. Si bien lo más reciente en la carrera de un músico puede ser lo más importante, creemos que lo que sucede en los comienzos es determinante. ¿Qué recuerdos tienes de tus primeras formaciones como los Red Blues Band o los Blues Rags?

MC. Empecé en Santiago con 13 o 14 años, intentando encontrar gente que tuviera una mínima noción de lo que era el blues, y créeme, era muy difícil…yo como tocaba la armónica, pues estaba más metido en el blues clásico, el resto de la gente andaba pues con la parte blues de Eric Clapton etc. Con unos amigos de colegio (Adrián Costa y Xulián Freire entre ellos) nos pusimos a tocar, ensayábamos en unas obras, en la casa ocupa …y empezamos a hacer bolos en garitos de Santiago que ni siquiera eran de conciertos…como éramos chavalines que tocábamos música de mayores, pues hicimos gracia, y nos salían cosas bastante por encima de nuestro nivel, pero también tocábamos en la calle, en los trenes (cuando no eran como ahora) o simplemente en el parque y ahí es donde empezamos a aprender de qué iba esto de ser o intentar ser músicos. Aunque yo jamás soñé en un principio con ser profesional, lo hacía para pasarlo bien, pero una cosa fue llevando a la otra. Por otro lado, los de nuestra generación tuvimos mucha suerte en Galicia, nos vimos el concierto del los mill años, B.B. king venía cada dos por tres, Ray Charles, Charles Brown, etc, etc etc. Tú dale eso a un adolescente que está flipado con esto e imagínate!

Los recuerdos que tengo son imborrables, (hablando de Mardi Gras, Yolanda me daba cancha en el Atlantis siendo un niño) por la gente que conocí, también el rollo de hacer música sin ser profesional, mucho más libre, más irreverente…hace unos años me pasaron una grabación del 93 tocando en el mítico Cuncas Blues …y aun no la he podido escuchar de la nostalgia que me entra (risas).

 

EM.- Siendo muy joven, te aparece la oportunidad de tocar con algunos pesos pesados, como Mick Taylor Buddy Miles o Tom Jones ¿como se digieren este tipo de acontecimientos a una edad tan temprana? ¿Se es consciente del terreno que se está pisando o es algo que cobra relevancia cuando ha pasado el tiempo?

MC. Yo acababa de llegar a Madrid, yo solo, a la aventura, teniendo un par de contactos en la escena blues, y por supuesto pelao…Me iba a las jams, etc o tocaba en la calle mientra curraba de cualquier cosa, hasta que me llamo Tonky de la Peña para probarme con la Tonky Blues Band que era y sigue siendo la banda decana en España. Imagínate, de estar currando descargando camiones de mudanzas, casi al día siguiente tocar con Mick Taylor…pues sí sabía bien quienes eran, y siempre fui de los que tuvo mucho respeto y admiración por los grandes, pero como que no te daba tiempo a asimilarlo. A los dos meses estabas con Buddy Miles u otra gente no tan conocida, pero muy buena también, y entre medias, festivales, giras…Por supuesto tiempo después lo piensas y flipas la verdad. También tengo precisamente el concierto pirata de Mick Taylor con nosotros en el Mardi Gras que me lo mando un coleccionista de los Rolling….tampoco lo he podido escuchar todavía! (risas)

 

EM. En 2014 te asocias con el Estudio Ámbar Multimedia y creáis el proyecto “Harp & Soul”. Un innovador curso de armónica online, que ya cuenta con alumnos por todo el mundo. ¿Cómo surge la idea de llevar a cabo un curso este formato? ¿Qué valoración hacéis de los resultados que está obteniendo el proyecto hasta el momento?

MC. Pues la idea me la propusieron ellos y como mucha gente siempre me ha preguntado por libros, clases, etc, y como ya llevo tiempo que he dado clases en alguna escuela de música, o seminarios, pues me pareció buena la idea, y simplemente pensé en hacer un curso que fuera como me hubiera gustado tener cuando yo empecé y no había cursos de estos. Tenemos alumnos de todo el mundo, y ya he conocido a varios que empezaron con mi curso y ya están subiéndose a alguna jam y tal. Quejas no hemos tenido vaya! En cuanto a ventas, pues aunque es un precio relativamente barato, la gente hoy en día tiene todo gratis, incluso gente top graba vídeos de enseñanza gratis, y me parece perfecto. Yo no tengo esa suerte de poder hacer eso y tengo que poner comida en la mesa, o sea que tenemos que cobrar un poco (risas).

 

EM. Una de las posibilidades del curso es realizar una asesoría o tutoría personal con los alumnos ¿Te has llevado alguna sorpresa con respecto al nivel existente? ¿Guardas alguna anécdota con especial cariño en esta faceta como profesor tanto en este curso como en la multitud de Masterclasses que has llevado a cabo?

MC. La verdad emociona mucho ver a alguien disfrutar de algo que ha aprendido contigo, como te decía antes, ya hay gente que tiene el nivel suficiente para subirse a una jam y tocar con otros músicos y eso me alegra muchísimo.

 

EM. Normalmente utilizas dos tipo de armónicas de la marca Hohner, que es la marca que te patrocina, la Crossover en diatónica y la CX12 en cromática. A los que quieran dar sus primeros pasos en la armónica ¿En qué criterios deberían fijarse para adquirir una que reúna los principios básicos “bueno, bonito y barato”, y cuales recomendarías en concreto?

MC. Sin duda la Hohner Big River es una armónica barata pero con calidad suficiente para grabar un disco. En cuanto a cromáticas, ya es más complicado, depende de las octavas que quieras tener, etc, etc, pero si tuviera que recomendar una: la Super 64.

 

EM. ¿Hay alguna armónica que guardes como oro en paño por algún hecho en concreto?

MC. La que me hicieron especial para mí en Hohner con los colores y el escudo del Obradoiro CAB (risas).

 

EM. Cuando se lee sobre toda la trayectoria que has labrado entre discos, colaboraciones, etc, uno alucina que en nuestro país no se reconozca y valore como te mereces toda tu “obra ¿Tienes también esa sensación o piensas que es ya un mal que afecta a músicos de todos los estilos musicales en los que te has adentrado hasta el momento, y mismo en otras disciplinas artísticas?

MC. Yo me siento reconocidísimo en mi país….y en Galicia especialmente, pero si hasta salimos en los libros de música del instituto! Soy realista y sé que esto es una música que no es de salir por la tele en horario top.

 

EM.- La asociación con Adrián Costa es sin duda un hito importante en tu vida, ¿crees que si no se hubieran encontrado tu carrera tomaría un rumbo diferente?

MC. Por supuesto que sí seria diferente! Estoy seguro de que los dos hubiéramos acabado siendo músicos, pero claro, tu carrera te la marcan los demás músicos con los que tocas, los sitios donde tocas….

 

EM.- Con Los Reyes del KO se produce un salto cualitativo en tu carrera y te posicionas en el top del blues español, ¿como ves el panorama del blues local? ¿Como valoras la labor de divulgación y promoción que llevan a cabo las Sociedades de Blues de este país?

MC. Empiezo por lo bueno. Ahora mismo estaba hablando con Charlie Musselwhite que está en estos momentos de gira en España, y me decía que estaba encantado, que qué pasión en los conciertos, que se veía a la gente superaficionada a esta música, y sobre todo gente joven. El potencial en España es tremendo, probablemente de donde más…aparte de muchos músicos, hay muchos festis, clubes, asociaciones que hacen cosas por el blues etc etc….¿qué le falta en mi humilde opinión, y que comparo con otros sitios donde he tocado o mismamente donde vivo? es que al contrario que en Francia, Alemania, Suecia y muchos otros países, aquí nunca ha habido músicos americanos y sobre todo negros viviendo. Entonces mientras en otros países aprendían de primera mano, aquí como que hemos hecho una interpretación del blues, que a mi parecer es un poco ingenua, al no haber tratado con músicos afroamericanos, la gente aun sabiendo que el blues viene de los esclavos y bla bla bla, la gente a veces no interpreta bien las canciones. Lo más importante del blues es la voz y la historia que cuente. Aquí ves a muchas bandas cantando cosas que no tienen ni idea de lo que hablan y que simplemente no puedes cantar sino eres de esa cultura. O como muchas bandas que cantan en inglés sin saber inglés e inventándose la letra. Me parece una falta de respeto en cierto sentido, y no es por falta de respeto a la música, es por ingenuidad como te decía antes.

 

EM. Recientemente recibíamos tristes noticias, como son el fallecimiento de dos leyendas como el armoninicista James Cotton y como Chuck Berry, al que con Los Reyes KO tuvisteis la oportunidad de abrir su concierto en 2008 en Santa Cruz de Tenerife. ¿Compartes la teoría de que somos la generación que verá morir a todas las leyendas de la música?

MC. No sé…..en ese sentido tengo sentimientos encontrados.. (risas) De lo que sí estoy seguro es que bluesman de verdad, ya quedan muy pocos. Los que vienen después son intérpretes. El blues siempre se dice, es feeling, y no tener dinero y tal….pero es que eso pasa en todas las culturas y en todas las músicas folklóricas !!! eso nos pasa a todos, el flamenco también tiene feeling y están pelaos, los sones cubanos, etc, etc. El blues es música que crearon los afroamericanos en unas condiciones de racismo extremas con todo lo que eso conlleva, que por suerte y aunque tristemente siga habiendo mucho, ya no existen. Por lo tanto eso del bluesman….para mí es como decir caballero andante, o trovador…

 

EM. ¿Te ves al igual que estas figuras, encima de un escenario rebasando barreras como los 70 u 80 años?

MC. Me gustaría que sí, eso querría decir que sigo disfrutando de ello.

 

EM. Cuéntanos un poco por qué decides quedarte en Alemania. Nos interesa, porque sabemos de muchos otros músicos que lo han hecho, incluso los Beatles, comenzaron allí su carrera profesional. ¿Qué oportunidades ofrece este país que no lo hacen otros, que a priori cuentan con una cultura musical también importante y de referencia en el género?

MC. Mucha cultura musical y respeto lo primero, aquí hay mucho nivel de vida, se vive bien vaya…los músicos tenemos seguridad social y esas cosas. Y en mi caso porque aquí en Berlín es una ciudad en pleno movimiento y tránsito de muchos músicos, aparte de tener una gran comunidad afroamericana que tocan de vicio. También me viene muy bien para viajar a otros países de gira.

 

EM. En tu experiencia alemana cuentas que parte de la transformación pasa por abrirte a otros ritmos musicales y no centrarte tanto en el blues más tradicional como puede ser el de Chicago, ¿Crees que es esto lo que hace que un músico se vuelva importante dentro del panorama musical? Te lo pregunto porque también están las corrientes clasicistas que sostienen que no hay que abandonar las líneas originales.

MC. Sí, en Alemania me di cuenta de que nuestro sabor español y latino marcaba diferencia, uno de los temas que más triunfaban era la Paloma…Yo soy armonicista y mi música base es el blues, pero me gustan muchos tipos de música. Aparte los propios bluesman antiguos, siempre estaban coqueteando con otros ritmos. Yo trabajo con algunos músicos que me contratan, que no los saques de lo clásico, y me parece genial, pero yo no puedo cerrarme solo en eso, me gusta demasiado la música. A algunos puristas sé que les gustaría que solo tocara blues, y otra gente le encanta que forme bandas como Los Mighty Calacas…nunca llueve a gusto de todos.

 

EM. Durante todos los años que llevas viviendo en ese país, nos imaginamos que te habrás empapado y conocido en sus salas y clubs a artistas y bandas de Blues con una calidad y un talento importante. ¿Cuales son hoy por hoy en este país los grandes referentes en el género? ¿Hay alguno que te haya llamado la atención y que sin embargo no tenga una repercusión notoria?

MC. Hay un montón de bandas de blues buenas, pero sin duda el más importante para mí es Christian Rannenberg, él produjo nuestro disco de Los Reyes del KO, y es sin duda uno de los mejores pianistas de blues del mundo, no solo porque haya ganado el premio de la Living Blues, que es sin duda el más importante de largo, y además siendo el primer no americano en hacerlo, sino porque él sí que ha vivido y girado en América en el Chitlin circuit, etc. Aprendiendo cosas que solo las puedes aprender allí….luego también hay un montón de buenos armonicistas como Marco Jovanovic, Michael Ardt, etc, etc.

 

EM. A lo largo de tu carrera, has recibido numerosos premios y reconocimientos, ¿son importantes? es decir, una vez recibidos ¿desencadenan nuevas propuestas o proyectos, o simplemente son un aliciente en lo anímico?

MC. Si alguien te dice que no le gusta que le den un premio está mintiendo…entonces partiendo de esa base, claro que me gusta, pero la musica es subjetiva, o sea que lo que diga uno o unos pocos del jurado puedes ser lo contrario que lo que digan los del jurado de al lado y al final lo único que cuenta es que la gente quiera volver a verte tocar, y cuantas más ganas tengan, más premio es.

 

EM. Actualmente tocas con dos formaciones, la Marcos Coll Blues Jarana y Los Mighty Calacas, cuéntanos un poco por qué dos proyectos y qué te aporta uno hay en cada uno que no hay en el otro.

MC. Lo primero es mi banda con la que hago una jam en Berlín todos los días, y aparte hacemos giras y bolos nosotros o acompañando a Guitar CrusherAngela Brown, etc, y lo segundo es mi banda de música latina, cumbias, norteñas, etc. Ese proyecto está ahora mismo parado ya que es complicado traer a todos los músicos de México, pero quien sabe, cualquier día estamos haciendo un bolo en México o aquí.

 

EM.- En pocos días regresas a Galicia con Stefano Ronchi para ofrecer 4 conciertos, en A Coruña , en Santiago de Compostela, Rianxo y Ourense en el que presentaréis “Street Preachin´” (Gaztelupeku Hotsak, 2016) ¿Qué tipo de show debemos esperar los que estemos allí para disfrutar de la velada?

MC. Hay gente que cree que al ser dos nada más y blues es rollo paradete…pues es más bien al contrario, tocamos en muchos eventos de baile y la gente responde muy bien, son temas con mucho groove ya que aparte de la armónica y guitarra, Stefano toca un foot drum, o sea que ritmo nunca falta!

 

 

Tal y como hacemos en todas las entrevistas, nos gustaría terminar con una serie de preguntas cortas y de respuesta concisa, cuya sección llamamos en Esturión Music “Solo Caviar”

1. Un disco que hayas escuchado hasta la saciedad: “Ocora” de la Familia Valera Miranda

2. Bandas o artista que te haya sorprendido en directo: Sin contar los pesos pesados, diria que la primera vez que vi a Wilko Johnson a trio flipé igual que la primera que vi a Malcolm Scarpa y Ñaco Gonñi.

3. Tres discos de Blues que consideres imprescindibles en una buena colección: pues algo de blues rural para empezar (Robert Johnson o Son House por ejemplo), luego a Chicago con algo de Muddy Waters, Littel Walter o Howlin Wolf…pasopalabra!

4. La primera canción que aprendiste a tocar con la armónica: Oh susana y el primer blues All my Love in Vain de Sonny Boy Williamson.

5. Un consejo que te hayan dado (esté relacionado o no con la música) y tengas siempre presente: respeta siempre el escenario e intenta tocar con músicos mejores que tú.

6. Tienes alguna manía o superstición antes y/o después de tocar: Ninguna, no suele haber tiempo!

7. ¿Y un consejo que te guste dar siempre? No tengas envidia de otros músicos, si acaso quieres tener lo que tienen ellos, mira a ver si descifras y aprendes como lo han conseguido.

8. La/s persona/s que más te ha ayudado en la música: Por suerte me han ayudado muchos músicos, programadores de festivales, de clubes, de radios, vosotros mismos me estáis ayudando ahora…, con mi sello Gaztelupeko Hotsak llevo 15 años… imagínate también lo que me han ayudado!!!

9. Un hobbie que no tenga que ver con la música: BA LON CES TO !! (risas), jugarlo y verlo, me gusta también todo lo relacionado con el mar, buceo etc., la música ya ha consumido y consumirá mucho de mi tiempo, por lo que me gusta hacer muchas otras cosas que no tengan que ver con ella en mi tiempo libre.

10. Lo que más y lo que menos te gusta de las giras: Lo que más: la suerte de conocer países, gentes, comidas….Lo que menos: el coñazo de los aeropuertos.

11. La anécdota más surrealista que hayas vivido sobre un escenario: uffffff….demasiadas, y muchas muy “subrealistas”, pero sin duda la más fue con el gran Buddy Miles en la plaza de toros de Béjar..muchos la conocen porque la vivieron y/o la vieron…yo hasta ahí puedo leer (risas)

12. Configura una hipotética banda con músicos de todos los tiempos (voz, guitarra, bajo, armónica, metales…): Mira que lo ponéis difícil eh.. (risas) no sé…Camarón y Cesária Évora a la voz, con Fred Below a la bataca, y Littel Walter a la armónica, Bob Marley que trajera unos canutos…..dejémoslo aquí! (risas)

EM. Por nuestra parte, esto ha sido todo. Agradecerte que nos cedieses parte de tu tiempo para esta entrevista y decir que fue un auténtico honor para nosotros poder realizarla.

MC. Muchas gracias a vosotros por el apoyo a mi y al resto de músicos.

 

[Total:2    Promedio:5/5]

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 3 abril, 2017

    […] trabajos con Marcos Coll: Entrevista y vídeo  de su concierto en la Sala Mardi Gras de A […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *