Crónica de THE SOUL JACKET en la Sala Garufa (A Coruña, 29/04/17)

Redacción: Ángel Cao y Martín AG

Fotografía: Lucía Fernández

 

La ciudad herculina acogía, una vez más, a los “hermanos” vigueses The Soul Jacket, con nuevo trabajo bajo el brazo y una gira de presentación que empezaba el 16 y 17 de Marzo en La Iguana Club de Vigo. El 17 de Marzo vio la luz un álbum sin título al uso pero con mucho contenido, 11 temas donde el Country y Folk americano cobran mayor relevancia que en discos anteriores y representan un paso más en la constante evolución de la banda liderada por la voz de Toño López, a quien entrevistamos hace un par de semanas. De la mano del ciclo SON Estrella Galicia, una de nuestras bandas gallegas recomendadas hacía acto de presencia a las 22:00h en el Garufa Club de A Coruña.

20 minutos después de la hora prevista, la banda al completo a excepción de Toño, empezaron a calentar motores con “Green Cookies”, tema con el que arranca su flamante álbum, distribuido con el nombre “Volumen III”. Uno de los grandes alicientes era comprobar cómo sonaban las nuevas composiciones en directo, ya que se da por hecho que estos temas alcanzarán una nueva dimensión y que harán todavía más sencilla la siempre complicada transición y asimilación del nuevo material.

En el caso de The Soul Jacket, el cambio ha sido importante y valiente con respecto a “Black Cotton Limited”, su trabajo previo, y dábamos por hecho que las nuevas esencias desprenderían otros matices esta noche.

Siguiendo la línea del disco, continuaron con “Behind the Hill, tema Country & Western que bien podría integrar la banda sonora de una buena película del género. Como demostrarían a lo largo de la velada, Mauro Comesaña a la batería y Yann Zerega al bajo son un metrónomo perfectamente calibrado y sincronizado al servicio del sonido que se precie.

Al terminar la canción, el cantante mostraba su agradecimiento a la entrega de la Sala, que completaba la totalidad del aforo, reconociendo que era una auténtica fiesta lo que se estaba viviendo y lo que intuía que estaba por venir en la siguiente hora y media.

Rebuscando en “Wood Mama”, en el que para muchos (no seremos nosotros los que juzguemos) es su mejor álbum, se lanzarían con “Stampeding Cattle”, tema propicio para arrancar los primeros contorneos a ritmo de Rock and Roll y Soul. Las joyas, cuando realmente son auténticas, no hay problema en volver a pulirlas, casi siempre brillan con más fuerza, y continuaron con otro tema del álbum del 2012. A “What´s Wrong America”, uno de sus himnos, consiguen darle una vuelta de tuerca para transformarla en una pieza más rockera y espídica, en la que hay que destacar inevitablemente los solos de guitarra y posteriormente el Hammond de la mano de Xabier Vieitez, siempre tan discreto como imprescindible.

Tras este tempo acelerado, llegaría una bajada de revoluciones con ”Flamingos”, en una “versión extendida”. Exhibición de toda la banda pero con protagonismo de Guillermo Gabliardi y Jorge Mizer a las guitarras, siempre desprendiendo gran sintonía, aprovechando y alternando sus momentos de protagonismo.

Continuaron interpretando otras canciones como la segunda y tercera pieza de la trilogía “Brothers”, de “Black Cotton Limited” o “Arrows”, tema nuevo en el que destacan los coros de Jorge rodeados de improvisaciones, que pierden el hilo del tema para volver a encontrarlo al final.

Con “Battered ‘n’ Bruised” (Wood Mama), Toño invita a toda la sala a bailar y disfrutar, algo que sin duda ya hacían en las primeras filas desde los compases iniciales de la noche. Y continuando con las peticiones, sonó “GBTW(“Vol III.”), tema que mezcla Soul, Funk y Rock N Roll, también muy bailable y en la que el cantante jugó a los coros con los presentes, menos dotados vocalmente…

Big Chief (On the Mountain of Death)”, tema que cierra el álbum “sin nombre” y que recuerda al sonido de la británica Black Sabbath, finaliza con un descenso paulatino en intensidad, aprovechando Toño para despedirse antes de los bises, dejando a la banda tocando sola, experimentando y realizando solos de gran mérito. En momentos como este se hace más evidente la calidad de los músicos que componen The Soul Jacket, y se muestra su equilibrio, cohesión y fortaleza cono banda.

Tras una fase del concierto en la que cualquier otra formación aprovecharía para tomarse un respiro, los vigueses siguieron a lo suyo y encararon la recta final con la vuelta del cantante y un tema del EP del 2013 “Gunpowder Valley”, “Turkey”, y otro de “BCL”, “The Fisherman & The Silver Key”, una de las canciones más bonitas del álbum, con una carga psicodélica en un sonido que fluye y transporta contando un relato, intento de fábula que acaba en historia de amor.

Para cerrar el concierto en el Garufa, enlazaron una versión de Crazy Horse, “Gone Dead Train”, con uno de sus temas estrella presentes en el anterior trabajo, “People”, en el que sobresale por encima de todo una voz imponente y un ritmo perfecto para redondear una fiesta, con un final alargado para saborearlo, con solo de Mauro incluido y el cantante abandonando el escenario para disfrutar del cierre de sus compañeros.

Como nos confesaron en la entrevista realizada en medio de esta gira, son una banda exigente y perfeccionista a la que gusta experimentar y exprimir sus sencillos, lo pudimos comprobar de primera mano en unos cuantos temas de trabajos anteriores que han ido evolucionando con el paso de los directos. Apuestan por las improvisaciones y siempre buscan y encuentran posibilidades para cada una de sus composiciones. Sus álbumes están cocinados a fuego lento, creados para tener mucho recorrido y con temas que seguirán puliéndose una vez publicados sufriendo tantas variaciones como conciertos ofrecen. Trabajo e inconformismo, señas de identidad.

El propósito de incluir una lechuza en la portada del álbum, cobra todavía más sentido tras reflexionar sobre los visto y escuchado. La naturalidad y aparente sencillez con la que son capaces de llevar a cabo una lista tan larga de estilos musicales, sitúan a esta formación entre las “elegidas” a nivel nacional, capaces de interpretarlos impregnándolos de carácter propio. Esto solamente ocurre cuando se vive esta música y sus raíces, se evita la autocomplacencia y, sobre todo, se recorren kilómetros de carretera para hacer eso en lo que se cree.

Derrochan energía, honestidad y mucho respeto en todo lo que hacen, y eso se magnifica en una puesta en vivo en la que disfrutan mostrando su trabajo y viendo como el público lo valora y agradece.

 

Galería de fotos del concierto.

[Total:1    Promedio:4/5]

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *