Crónica THE VEGABONDS en la Sala Mardi Gras "Noche mágica con el fuego sureño de The Vegabonds"

Redactor: Diego Pose

Fotografías: Julia Huertas

El pasado fin de semana se presentaba calentito en A Coruña, y es que además de las famosas hogueras de “San Xoán”, el domingo tocaban The Vegabonds. Es la segunda vez que nos vistan los de Alabama, una de las bandas que se encargan de darle un nuevo aire al clásico genero del Southern Rock. Se podría decir que The Vegabonds llevan el sello de la típica banda que visita la Mardi Gras de cuando en vez, como Dan Baird & Homemade Sin, The Statesboro Revue, Dirty Sweet o los grandísimos Blackberry Smoke por nombrar algunos ejemplos.

Pese al gran cartel que ya ostenta el grupo por haber teloneado a otros grandes de la escena como Lynyrd Skynyrd, la sala no presentaba que digamos una buena entrada, puede que sea debido a la resaca “sanjuanera”. El tema de los conciertos ante poco público ha estado curiosamente de rabiosa actualidad durante esta semana debido a que el grupo vasco Berri Txarrak ofreció un concierto ante un solo espectador en la localidad francesa de Nantes. Sin embargo esto no afectó en absoluto a la banda americana, que mostró una gran actitud y entrega durante todo el concierto, y es que uno no cruza el océano si no es para darlo todo.

El concierto del domingo está incluido en la extensa gira europea de presentación de su último álbum titulado “What We´re Made Of” (2016) y con “Where we used to go” abrieron el bolo, un tema empleado como single, que transmite muy buen rollo con un marcado ritmo a cargo de la línea de bajo de Paul Bruens. Le sigue “Best of me” con un poderoso riff de guitarra, y unos coros típicos de los hermanos Robinson. El guitarreo y los temas cañeros no cesan con “Cruise On” y es que al lead guitar, Richard Forehand se le caen los riffs de los bolsillos.

Muestra del estado de gracia en el que se encuentra la banda nos presentaron un tema nuevo, “Everything I need” con diferenciadas partes dentro de la canción y donde sobresale la preciosa voz de Daniel Allen. El público aplaudió a rabiar este nuevo temazo que ya estamos deseando volver a escuchar. También hubo tiempo durante la velada para alguna que otra versión como “You wreck me” de Tom Petty, un medley de “Whole lotta Love” de los Zeppelin y otro de los Allman Brothers, dedicada al recientemente fallecido Gregg Allman.

Por supuesto hubo tiempo para tocar temas de sus anteriores discos, la suave balada “American eyes” y “The Wanderer” de su primer álbum. Los temas se sucedían y las sensaciones cada vez eran mejores, sobre todo cuando la banda se deja llevar en esos interludios improvisados que nos dejan entrever la calidad musical que poseen todos ellos, incluido Bryan Harris que se marcó un excelente solo de batería.

En el último tramo de concierto retoman su nuevo trabajo y suenan los acordes de “The Hammer” poderosa canción impregnada de los teclados de Beau Cooper. En el bis tocan “Oh my Lord” que es muy coreada por los asistentes, y que sirve como muestra de la gran conexión que lograron con el público y de lo afortunados que nos sentimos por haber presenciado tan mágico concierto.

[Total:0    Promedio:0/5]

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *