Crónica DAN BAIRD & HOMEMADE SIN en la Sala Mardi GRas "Si están en la ciudad, el buen Rock & Roll está garantizado"

Redactor: Diego Pose

Fotografías: Rosalía Pazos

“Si Dan Baird & Homemade Sin están en la ciudad, el buen Rock & Roll está garantizado”

Comienzo a escribir estas líneas todavía con el regusto a cerveza, restos del sudor que impregnan mi ropa, y sobretodo absolutamente maravillado por el concierto que nos acaba de regalar Dan Baird y sus Homemade Sin.

Sabíamos de sobra que la visita del denominado “Mr Rock & Roll” es una de las citas ineludibles del año y no usamos esta expresión en vano, ya que los de Nashville son puro caviar. Dan Baird & Homemade Sin son ya una banda veterana, curtida en mil batallas y con muchos kilómetros a sus espaldas. La “excusa” para visitarnos esta vez es para presentarnos su nuevo disco “Rollercoaster” el séptimo de esta formación que está cargado de rock and roll y blues.

El lugar elegido para el recital no podía ser más adecuado, y es que la sala Mardi Gras es siempre garantía de buen sonido y además Dan Baird ya la había visitado. La sala presenta una muy buena entrada, yo llego unos quince minutos antes de que empiece el show y lo primero que me llama la atención es que hay bastante gente agolpada delante de todo, muy cerca del escenario.

Lo normal es que el público al principio sea temeroso de acercarse y se queden más en segundo plano o cerca de la barra. Pero en esta ocasión no era así ya que sabían a lo que iban, querían sudar con la banda y ser testigos de primera mano de lo que se postula como uno de los mejores conciertos del año en la sala coruñesa.

Tengo que reconocer, no sin algo de vergüenza, que era la primera vez que los veía. Y lo que más me llamó la atención es que sobre el escenario estaban cuatro amigos pasándoselo bien, con una complicidad enorme y haciendo lo que más les gusta y lo que mejor saben hacer. Y eso es algo que transmiten a un público, ya de por si entregado.

Alrededor de las diez de la noche comienza la descarga de rock and roll que nos iba a deleitar durante dos horas ininterrumpidas. La banda liderada por Dan Baird, ese hombre pegado a un sombrero de copa y a una telecaster, se presenta con una formación perfectamente engrasada para realizar un rock arrollador. Junto a Mauro Magellan a la batería, con el que ya había coincidido en The Georgia Satellites, el bajista Micke Nilsson y Warner E. Hodges a la guitarra. Mención aparte para él, un auténtico showman haciendo girar su guitarra y ganándose al público sobretodo por sus espectaculares solos que nos dejaban boquiabiertos.

Durante toda la velada se fueron sucediendo temas de toda su trayectoria y de su nuevo álbum como “Shake it till it´s sore” o “Let it shine”. Uno de los momentos álgidos fue cuando tocaron “I Love you period” que fue muy coreada por todos los asistentes. También hubo tiempo para rememorar a los míticos The Georgia Satellites con canciones como “Keep your hands to yourself”.

El concierto finaliza a la media noche con los cuatro amigos cantando juntos a capela en un mismo micro. Y dejándonos totalmente rendidos a sus pies por el gran recital ofrecido, y es que si Dan Baird & Homemade Sin están en la ciudad, el buen Rock & Roll está garantizado.

Galería de fotografías del concierto: Enlace

[Total:1    Promedio:5/5]

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *