Crónica de la XII Edición del RESURRECTION FEST 2017 (Viveiro, 6, 7 y 8 de julio)

Redactor: Alberto Fraga

Fotografías: Antía DC

1ª Jornada (Jueves 6 de julio)

Primer día de esta XII edicion del Resurrection Fest Estrella Galicia, una edición con un gran cartel, variado y muy interesante para el que escribe. Sin duda la apertura de estilos dentro de los sonidos duros es algo de agradecer, para los que degustamos de muchos estilos musicales, dentro del universo rock.
Vamos pues a hacer un comentario sobre las bandas que vimos este primer dia.
Bastards: La banda de punk-folk coruñesa abría el Main Stage este año, un escenario más grande que nunca debido a los cabezas de cartel del viernes. Un concierto especial para la banda, al ser el único que harán en este 2017, y además contar en el escenario con Aspi, gaiteiro mítico de la banda, un cambrés que desde hace unos años forma parte de los Real Mckenzies. Repasando sus temas más conocidos de sus 2 discos, divirtieron a los que estábamos allí, un buen recuerdo de una buena banda tabernera, de cerveza con brazo en alto y sonrisa en la cara.
Bala: Estrenamos el Desert Stage, nuevo en esta edición, para los sonidos mas stoner, desérticos, con otra banda gallega. Bala con su segunda referencia “Lume”, están teniendo una muy buena proyección en su escena, con fechas en Australia, Japón, y recorriendo todo el país sin parar. El dúo formado por Ánxela a la guitarra y voces y Violeta a la batería y voces, es una apisonadora. Un marcado estilo contundente muy grunge y distorsionado, y la rabia de sus letras y juventud, hacen que tengan una descarga de lo mas en las bandas de su estilo.Corto e intenso de estas chicas.
Benighted: Y cambiamos de escenario otra vez, esta vez nos trasladamos al Chaos stage a estrenarlo con los franceses Benighted. Casi 20 años de carrera, 7 discos, donde desgranan su death metal con toques grind en algunos caos.El primer concierto al que asisto en este resu donde los circle pits no cesan.Contaron con la sorpresa del cantante de The Black Dahlia Murder que subió al escenario que cantó un tema con ellos de su último disco. No los conocía de nada la verdad, y a pesar de no ser mucho de mi palo, me gustó lo que vi, para seguirles la pista.
Airbourne: Una banda triunfadora ya de por sí. Es salir al escenario y la tormenta de riffs no cesa. Una fiesta rockera asegurada, con Joel OKeffee sin dejar de moverse en ningún momento, corriendo, rompiendo latas de cerveza en su cabeza, todo un torbellino. Unos discípulos australianos de AC/DC, al menos le deben mucho en su estructura musical, amén de ser compatriotas. Cuarto disco “Breakin Outta Hell”, el que presentan y como un roca, sigue su sonido pétreo en los riffs accedecianos, para el agrado de todos sus seguidores, claro. A mi me pareció un buen concierto, movió el abundante público que ya había en el recinto y nos puso “on fire “ a los que queríamos fiesta. Señalar que los resu kids aparecieron en el escenario, cosa que hicieron todos los días en alguno de los conciertos, dando ese toque más de futuro en las nuevas generaciones.“Runin wild” himno de la banda, cerró el concierto con un Wall of death y muchos pits. Fiestón.
Suicidal Tendencies: Los angelinos tienen un disco reciente “World Gone Mad”(2016) y con esa premisa vinieron a tocar por Europa. Tenía ganas de verlos, ya que nunca los había visto y es una banda histórica en su estilo. Mas de 35 años de carrera los avalan. Mike Muirr (cantante) es el único miembro original que queda, secundado nada menos que por Dave Lombardo (ex-Slayer, ex- Fantomas, ex-Testament) a la batería.
“You cant bring me down” abrió el concierto, todo un tema mítico para empezar con fuerza. “I shot the Devil” y “Clap like Ozzy” le siguieron. Muirr no paró de correr y bailar con lo que a veces le flaqueaba la voz, cierto es que ya no es un jovenzuelo, y una actuación tan física cuesta de llevar con los años.
“War inside my head” fue muy participativa, al cantar el estribillo todo el público y con “How will I laugh tomorrow” cerraban el concierto..Una banda que hizo buen concierto,a pesar de no estar en la mejor de sus etapas.
Anthrax: Los neoyorquinos están en una forma bestial. Para mi gusto el mejor concierto del festival, cierto es que soy fan y soy subjetivo, pero…qué conciertazo ofrecieron!! Tras una larga intro, el grupo de Joey Belladona y Scott Ian salen a escena con “Among the living”, un clasicazo. Grandiosa la voz de Belladona, “Caught in a mosh”, “Got the time”, “Madhouse”…caían los clásicos con un sonido increíble, de las mejores bandas de metal de los 80-90 para el que suscribe. “Antisocial” e ” Indians” para cerrar, tras incluir algún tema de “All for kings” su último disco y temas más recientes. Uno de los conciertos que viví más intensamente en este edición, se hizo corto la verdad, y más aún al estar en la brecha dándolo todo. Por muchos años Anthrax!
Dropkick Murphys: Tras una parada para cenar, descansar un poco y tomar unas cervezas también..le toca el turno a los Murphys. Gaitas, acordeón, guitarras, banjo y mucha influencia irlandesa nos traen desde Boston esta divertida banda. Himnos de cantar y bailar, como hizo el público sin parar en todo su concierto. Energía en temas como “The boys are back”acústicos como “Rose tattoo”, protagonismo de la gaita en “Fields of athenry” o la “Im shipping up to Boston” de la bso del film de  Martin Scorsese, Infiltrados. Desgranaron un concierto muy bailongo, saltarín y divertido. Diferente a los sonidos oscuros de la mayor parte de los grupos del festival. Esa mezcla de punk con raíces celtas de la que son referencia tras 21 años como banda. Segunda vez que los veo y segunda vez que me convencen. Una buena forma de retirarse para cama a reponer fuerzas.
2ª Jornada (Viernes 7 de julio)
Segunda jornada, y la que contaba con la gran estrella que deslumbraría este año…RAMMSTEIN!! Con un cambio de tiempo con respecto al primer día,algo mas fresco y nublado,y mas cansados nos hacemos una buena comida con los amigos,por lo que con la sobremesa correspondiente,llegamos a media tarde al recinto.
Annihilator: La referencia canadiense del thrash metal,liderados por el único miembro original, Jeff Waters tocaron en el Main stage con un ligero retraso y problemas de sonido en las primeras canciones, que hacían que no pudiéramos oír bien al cantante.
Tras solventarlos, el sonido paso a ser muy bueno, con lo que el público también gozo de lo lindo…40 minutos a todo tren, destacando, al menos para mí que no soy un fan, temas como “Set the world on fire”“W.T.Y.D.(wellcome to your death)”. Una sesión de thrash a media tarde para adecuar el cuerpo.
Vita Imana: Uno de los conciertos mas esperados por mi,en este día. Con su disco “El mal” recién salido, gracias a un exitoso crowdfunding, había muchas ganas de verlos.
Los madrileños referentes del Groove metal nos hicieron ir al Chaos stage para disfrutar de una intensa actuación.Nadie puede decir que no lo dan todo,desde Javier Cardoso (voz), que no dejó de vociferar, saltar, bailar, correr…hasta Miriam Baz (percusionista) que da unos toques tribales en algunos temas,o mas contundentes en otras complementando la batería de Dani García.
“Génesis” y “Gondwana” dieron luz a su descarga, tras una intro. En este segundo tema, aparecen los resu kids en escena, acompañados por personajes de la saga Star wars, todo un contraste sin duda. Tiraron por temas conocidos de sus anteriores discos, como“Seis almas”, “Romper con todo”, “Mi camino”..un Wall of death y un circle pit, en los que partícipe, dieron la guinda al concierto que acabo con “Quizás no seas nadie” y ” Mentes”…descargados quedamos, sí, ganazas de verlos en sala con su show entero.
Truckfighters: De vuelta al Desert stage para ver la descarga de los suecos Truckfighters. Si hay una forma de definir lo que ofrecen en directo es una tormenta de riffs, las que emitía desde su Gibson SGNiklas Kallgren respaldado por sus compañeros de armas, al bajo y voz Oskar Cedermalm y Daniel Israelsson a la batería, atronaron una lección de stoner spacial.
Con un toque de psicodelia,mucho aire setentero y stoner a saco nos dieron un potente y atronador recital. Destacar canciones como “Calm before the storm” o “The contract”. Corto e intenso.
Enter Shikari: La banda británica tuvo un difícil papel al ser la que tocaba antes de Rammstein en el Main stage, amén de los muchos problemas de sonido que tuvieron. Con un look muy distinto a lo habitual en este festival, muy rollo ochentero, colorido que chocaba con la abundante “negritud” en la vestimenta de el resto de bandas y público. Con una mezcla de electrónica, guitarras y sonidos pregrabados, cumplieron más bien. Personalmente no me dicen gran cosa, en disco aún se salva alguna canción, pero en directo los veo muy planos, aburridos y muy dependientes de los pregrabados. Vemos unos temas y a cenar antes del gran incendio.
Rammstein: Espectacular es lo que se puede decir de una experiencia Rammstein. Era mi 3ª vez, cierto. Los vi en otras 2 giras en 2009 y 2012, pero no dejan de sorprender cada vez que se les ve. Con un sonido perfecto, sí PERFECTO…cual cd y una puesta en escena majestuosa en luces, pantallas y fuego…mucho FIREEE!! Con una cuenta atrás en las pantallas daban comienzo al show, saliendo los guitarristas desde unas plataformas en lo alto del escenario y Till Lindemann vestido de blanco.“ramm 4” y “reise reise” fueron las primeras en caer. Lo cierto es que el repertorio fue casi el mismo que están haciendo en esta gira, y quien tuviera curiosidad y mirara en la plataforma Youtube alguno de los muchos conciertos de ellos enteros de 2017 ya vendrían con los deberes aprendidos.
Cañones de humo, lanzallamas, tanto en las guitarras en algún tema, como desde plataformas enfrente del escenario. Como show no hay nada en el mundo de rock a dia de hoy como lo que hacen ellos,muy milimétricos y profesionales, eso sí. “Ich wild”..”Du hast”..“Sonne” fueron cayendo mientras no podíamos dejar de prestar atención al escenario, para ver que sorpresa venía a continuación. Acabaron la primera parte de su show con “Amerika” donde Till hizo un guiño a España en el estribillo, y “Engel” donde sacaron unas alas de metal, que convirtieron a Till en un Ángel metálico volador con llamaradas en las alas. Faltaba la sorpresa final, un tema más, “Te quiero puta” un tema que aun siendo en español, jamás tocaron en nuestro país y sonó por primera vez en Viveiro, conectando muy bien con el público que la sabía de memoria. Un concierto increíble, para el recuerdo en cuanto a grandilocuencia, saber hacer y mucho, mucho fuego!!
 3ª Jornada (Sábado 8 de julio)
Tercera jornada y último día. Un día muy variado, donde veremos punk, metal gutural y de la nueva escuela. Llego sobre las 17h al recinto este sábado, y me acerco al Desert stage, donde acompañado de varios amigos visiono el concierto de Besta y el de Conan, muy potentes ambos, pero ninguno de ellos me dejó mucha pegada. Unas cervezas y a posicionarse para lo más destacable de este día.
Arch Enemy:  La banda de Michael Amott atrajo a una buena multitud, a eso de las 19.05 de la tarde. No es mal augurio del poder de atracción que tienen los suecos. A las voces Alissa White-Gluz, que proviene de la banda canadiense The Agonist, demostró que está más que adaptada al estilo gutural de cantar en Arch Enemy. “War eternal” de su último álbum en estudio, del mismo nombre, abrió el concierto. Están a punto de sacar otro disco, será en septiembre, con el que esperemos que nos visiten nuevamente. Con “Revolution begins” o “Stolen life”comprobábamos las tablas de Alissa y de qué manera sabe llevar al publico de su mano; una buena frontwoman. Acompañaban las canciones con columnas de fuego, o con columnas de humo, según lo precisaran, aunque a veces parecía que no iban coordinados con los temas. “Nemesis” , una de sus canciones más aplaudidas cerraba el concierto, tras una hora de death melódico muy interesante.
Lords of Black: Me acerque a ver la banda de Ronnie Romero (actual vocalista de la reencarnación de Rainbow),y Tony Hernando al Chaos Stage. Buena lección de power metal hecho desde casa, ya que es una banda española,aunque con una proyección muy internacional. Desgranaron un poco de los 2 discos que tienen, y acabando con “Neon Knights” de la etapa de DIO en Black Sabbath, toda una joya, más aún teniendo en cuenta que la voz de Ronnie es muy similar a la del dios del metal DIO..buen show.
Mastodon: Otro de los grandes nombres del día. Los de Atlanta con disco nuevo en el mercado “Divinations” está en una forma bestial, subiendo peldaños en cuanto a repercusión y calidad de su música. Tocando bastantes temas de su última obra, con lo que mucho del público todavía no conectaba, sonaron muy conjuntados, aunque algo más bajos en volumen que otras bandas en el Main stage donde tocaron. Guitarras sembradas y como banda atípica, no tienen cantante solista, se reparten los termas, es decir, todos los miembros del grupo cantan alguno de los temas en su carrera. Brent Hinds (guitarra) es uno de los mas enérgicos cantando cuando le toca su turno. También tuvieron la visita de los resu kids en el escenario en uno de sus temas, y tras ver que quedaban 5 min para acabar, remataron la faena con“Blood and thunder”, como era de esperar, muy aclamada por el publico.
Rancid: Telón con portada del “And out come the wolves”(1995) con el que hace 2 años empezaron una larga gira de 20 aniversario, al fondo del escenario. Muchas ganas de ver a Rancid en esta gira. Yo tuve la suerte de verlos en el año 1996, era la primera vez que venían a España en la gira de ese gran disco precisamente. Un disco que es una pieza maestra del punk noventero.
Tim Armstrong con un look de barba descuidada y su inseparable guitarra Gibson gastada, no paraba de moverse de un lado a otro, sonando la banda estupendamente.“Roots Radicals”, “Radio”, “Maxwell Murder”“Salvation” fueron algunos de las maravillas que nos mostraron y Lars Frederiksen ejercía de presentador de las mismas, contando historias sobre lo que significaba cada una de ellas. Tiraron mucho del disco “And out….”(1995) de “Lets go”(1994) y algo del último que acaba de salir, titulado “Trouble Maker”(2017). Unos temas en onda ska, con unos teclados de acompañamiento y vuelta a los clasicazos con “Olimpia WA”, “Timebomb” o “Ruby Soho”. Gran y divertido concierto, en mejor forma de lo que yo creía, y de los que mejor me lo pasé, más que nada por el repertorio y tratarse de una banda que me gusta. Un gran broche para esta XII edición del Resurrection Fest. Cierto es que aún quedaban conciertos, pero el cuerpo no podía más, y así nos quedamos con un estupendo recuerdo. Nos vemos en la próxima edición, seguro!…Up Resu!!

[Total:0    Promedio:0/5]

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *